La revolución en el avellanado cónico

Cualquier proceso de mecanizado tiene un potencial latente para aumentar la productividad. Incluso los mecanizados supuestamente secundarios ofrecen considerables potenciales de mejora. Esto queda demostrado por la nueva generación de avellanadores cónicos.

El nuevo avellanador cónico funciona con unas fuerzas axiales considerablemente reducidas. Los filos de los avellanadores cónicos están divididos irregularmente. Con esta proporción, la fuerza axial se ha reducido más de un 50 % en comparación con los avellanadores cónicos convencionales, y la fuerza radial, un 25 %. Estas condiciones de uso optimizadas generan una reducción considerable de las vibraciones en la herramienta, lo que permite alcanzar una mayor precisión y unos mejores valores superficiales. La precisión del avellanado produce un contacto inmediatamente mejor de las uniones atornilladas y remachadas, por lo que no se produce ningún aflojamiento de la unión en estado montado bajo carga. La carga reducida sobre la máquina aumenta además la duración de las herramientas. Las herramientas pueden funcionar con unos valores de corte superiores, gracias a su marcha suave y estable. Esto se traduce en un ahorro de tiempo considerable.

back back     top top